Tres semanas para adaptarse a la Ley Macron

La nueva Ley Macron, establecida por el Ministerio de Trabajo francés el pasado 1 de julio, se aplicará tras el plazo transitorio de tres semanas para que las empresas transportistas se adapten a la nueva regulación.

Los colectivos FENADISMER y CETM informaron de que la documentación obligatoria que deben llevar los vehículos de transporte no será obligatoria hasta el 22 de Julio, de modo que los Agentes de control en carretera no impondrán sanciones hasta esa fecha.

El Ministerio de Trabajo recomienda que se conserven la documentación laboral de la empresa transportista en territorio francés, o en caso contrario que sean accesible en versión electrónica. Por otro lado, no se ha establecido ningún criterio respecto a la regulación de los transportes internacionales y las posibles exenciones, ni la forma de calcular el salario del conductor durante su estancia en Francia pero sí que  deberá acreditarse el cumplimiento del salario mínimo francés de 1.474 euros mensuales.

En todo caso, los vehículos de transporte que transiten por Francia (furgonetas, camiones y autobuses) deberán llevar siempre a bordo del vehículo el denominado “certificado de desplazamiento”, redactado en francés, en el que figuran los datos de la empresa transportista, del conductor y su retribución salarial, así como una copia del contrato de trabajo.

La empresa transportista deberá designar en el certificado de desplazamiento al representante legal que actuará en su nombre en Francia ante las autoridades de control. La no designación de dicho representante será sancionada con una multa de 2.000 euros, y de 4.000 euros en caso de reincidir

Los transportistas asociados a FENADISMER disponen de asistencia jurídica y representación legal en Francia mediante su servicio de asistencia internacional.