Técnicas Lean para la Gestión del Inventario

Las técnicas Lean son utilizadas por cada vez más empresas para reducir costes, mejorar la flexibilidad y, de esta manera, tener más tiempo para dedicarse a sus clientes. Son muchos los beneficios derivados de estas estrategias, y es por esto que los profesionales del management han trabajado en identificar cómo las técnicas Lean pueden ser utilizadas para crear inventarios más flexibles, eficientes y colaborativos.

Lean engloba una serie de iniciativas destinadas a crear y mejorar el valor en el inventario de una empresa. Para llevar esto a cabo hay que identificar el malgasto de materiales, tiempo y esfuerzo a través de un proceso de mejora continua que busque la máxima eficiencia y la perfección. El origen del movimiento Lean lo encontramos en el concepto del flujo continuo de los procesos de la cadena de montaje de Henry Ford, en 1920. A lo largo de estos casi cien años, el concepto ha sido modificando y ahora se aplica a casi todo los tipos de industrias.

Las técnicas Lean de Gestión del Inventario se basan en cinco principios:
– Primero de todo, es importante definir el valor que la empresa va a obtener de la Gestión Lean del Inventario.
– También es importante entender cómo funcionan los flujos del inventario y aplicar el principio Lean 5S para suprimir los obstáculos.
– Aplicando el principio Kanban, mover el stock solo cuando el cliente lo requiera.
– Conviene ser capaz de adaptarse a los cambios, siguiendo los principios Kaizen y de Mejora Continua.
– Aplicando el principio Six Sigma, hay que pulir constantemente los procesos de Gestión del Inventario con el objetivo de mejorar la calidad, los tiempos, la eficiencia y reducir costes.

Los principales conceptos que usa la Gestión del Inventario Lean son Total Quality Management (TQM) y Six Sigma. Esto tiene como objetivo la reducción de costes y la mejora de la calidad. Otra técnica utilizada para reducir costes es el análisis del valor, que tiene como objetivo retener la calidad.

De esta manera, Lean es la combinación de un conjunto de herramientas, una filosofía y un sistema. Las empresas pueden elegir entre las diferentes técnicas que Lean engloba en función de sus necesidades y objetivos. Como filosofía, Lean enfatiza la minimización de los excesos para mejorar el funcionamiento de la empresa. Como sistema, sirve para reducir costes y mejorar la eficiencia y la satisfacción del cliente.

¿Y cómo pueden ponerse en práctica las técnicas Lean para mejorar la Gestión del Inventario? Éstas son las seis áreas de actuación para conseguir una notable mejora de la eficiencia:
Gestión de la demanda: Es conveniente planificar las ventas y las operaciones y revisar las prácticas de gestión, la señal de demanda y la colaboración de demanda.
Reducción de costes: En ocasiones, parece que el Sistema Lean esté principalmente enfocado a la reducción del coste y del malgasto. Sin embargo, esto nunca debe crear un impacto negativo para el cliente.
Estandarización de procesos: Esto permite el flujo continuo del inventario. Hay algunos aspectos, como el procesamiento de lotes o el trabajo pendiente, que pueden ralentizar el envío del stock.
Estandarización de la producción: Esto puede facilitar la distribución y beneficiar al cliente en el uso del producto.
- Cambio cultural: Todos los actores implicados, desde los proveedores hasta los clientes, deben trabajar para crear valor para el usuario final.
Colaboración transversal: Crear equipos con miembros de diferentes áreas de la empresa puede ayudar a identificar dónde hay que actuar y de qué manera para mejorar la eficiencia y el servicio a los clientes.

Son muchos los beneficios de las prácticas Lean de Gestión del Inventario. Siguiendo los consejos expuestos en este post, las empresas podrán incrementar la eficiencia de su inventario, reducir costes y mejorar la satisfacción de sus clientes.