Reducción de costes en logística

Un ingrediente esencial para la reducción de costes en logística es tratar bien a los clientes y con ello conseguir mayor beneficio. Escuchar las ideas de los clientes es importante.

Podemos destacar cinco (5) soluciones que se pueden aplicar a la organización de la logística para reducir costes y aumentar los beneficios.

1. Enfoque en la seguridad.

En primer lugar, los proveedores de logística deben entender las consideraciones de seguridad. Tienen que asegurarse de que el trabajo que se desempeña en el almacén es seguro. Es importante mantener el orden y ser proactivo con la seguridad. Asegurarse que los trabajadores no van a correr ningún riesgo de lesionarse, para evitar a la empresa el tener que asumir unos costes debido a los accidentes que se puedan producir. Los problemas con la seguridad podrían resolverse disponiendo de un gerente de seguridad, siendo responsables con el trabajo a desempeñar y estando formado e informado sobre seguridad en la empresa.

2. Enfoque en los costes laborales.

Analizar la posibilidad de incorporar un sistema de software de gestión de trabajo que ayude a controlar las tareas desempeñadas en el almacén, con el objetivo de minimizar errores que puedan surgir. Si se automatizan algunos procesos se conseguirá reducir gastos y se aumentará la productividad.

3. Centrarse en el mantenimiento preventivo de los equipos de trabajo.

Es recomendable realizar un mantenimiento preventivo de los equipos que se utilizan en la empresa para evitar, en un futuro, tener que lamentar algún accidente laboral por no haber realizado un control exhaustivo de estos equipos y asegurase que son seguros para realizar las tareas diarias.

4. Colaborar y asociarse con proveedores para ayudar a la reducción de costes.     

Los proveedores son especialistas en su área y pueden ayudar a analizar el valor de los productos y a escoger las mejores ideas para llegar al objetivo de reducción de los costes. Por ello, es recomendable trabajar conjuntamente con ellos e invitarles a ver la empresa con la que van a colaborar. Los proveedores pueden ayudar en el trabajo diario de la empresa y a ser creativos estableciendo un programa de reducción de costes win-win.

5. Centrarse en el cliente.

Mantener un coste medio-bajo de los productos lleva a las empresas a tener a los clientes satisfechos. Es importante ofrecer un servicio óptimo al cliente mostrándole unos productos de buena calidad y que a la vez para la empresa no hayan significado un coste extremadamente elevado. La idea es establecer una relación win-win entre cliente y empresa.