Nuevos retos en el eCommerce omnicanal

Las soluciones eCommerce y la logística omnicanal se están convirtiendo rápidamente en el próximo reto para afrontar el uso masivo del Internet of Things. El principal objetivo será mejorar los procesos de entrega, acortando los tiempos y adoptando nuevas estrategias que afectan a la logística y el transporte.

El uso de soluciones omnicanal para aumentar las ventas incluyen medios como el eCommerce, las redes sociales, la publicidad impresa y catálogos, y las tiendas físicas tradicionales. Con la llegada del Internet of Things el volumen de demanda de productos crecerá de manera significativa, de manera que los distribuidores tendrán que gestionar la creación de nuevos espacios de almacenamiento, optimizando los espacios y asegurándose del cumplimiento de los diferentes tiempos de entrega.

Patrick Burnson, editor ejecutivo de Logistics Management, prevé un aumento en el uso de pequeñas instalaciones y tiendas como centros de entrega de pedidos, reduciendo así el tiempo de gestión de pedidos y minimizando la activación del último tramo de entrega en cuestión de horas o minutos. Éste nuevo modelo mejorará la eficiencia de la recogida en tienda, opción que empresas como Wal-Mart han implementado con éxito, creando un entorno omnicanal integrado. Así, los clientes tienen la opción de escoger el modo entrega de los productos, mediante envío a casa o la tienda, facilitando la previsión de espacio de almacenaje necesario en las tiendas. Por otra parte, el modelo E-commerce y de logística omnicanal que aplica Wal-Mart le ha permitido optimizar y reducir de manera significativa los costes de transporte.

Cada vez los consumidores tienen unas mayores expectativas en relación a las empresas de transporte, la calidad del servicio de atención al cliente y la experiencia en todo el proceso de entrega del producto. Burnson cree que la incorporación de técnicos cualificados en los servicios de envío y la reubicación de los productos de manera que estén lo más cerca posible de los clientes serán factores clave para afrontar el aumento de la demanda con unos niveles de calidad óptimos.

Este nuevo escenario dará lugar a una mayor competencia entre las empresas que les obligará a mejorar de manera notable el proceso de la información generada en la cadena de suministro. Además, para poder lograr unas tasas inferiores, las empresas utilizarán proveedores logísticos para terceros (3PL) que incrementarán aún más los niveles de competencia.

Un ejemplo de esta nueva situación son las pequeñas tiendas online, que han logrado crear entornos de compra donde el cliente puede ver en tiempo real el inventario disponible. De este modo se reduce el número de envíos, pero, por el contrario, se consiguen disminuir los costes de manera que les permita competir en igualdad de condiciones con las ofertas ofrecidas en Amazon.

Peter Kinds de ControlPay asegura que el 2016 será un año con grandes cambios para la supply chain. La incorporación en los procesos de entrega de vehículos autónomos, aviones no tripulados o la aplicación de la logística inversa como estrategia competitiva.

Las redes sociales serán un punto estratégico esencial para que los diferentes proveedores de transporte y logística logren posicionarse. Todd Miller de Sterling Partners defiende la importancia de atraer a la nueva generación de millenials al mundo del transporte y la logística, debido a que poseen de una mayor consciencia de la importancia de los procesos de transformación digital.

Por tanto, el eCommerce debe implementar mejores procesos de análisis y gestión de recursos en tiempo real. Se espera que el eCommerce y las soluciones omnicanal crezcan un 9,69% en los próximos cuatros años, oportunidad que los proveedores de transporte y logística no deberían dejar escapar. La supply chain moderna está evolucionando y ganando importancia en el desarrollo de las organizaciones, adoptando un papel fundamental en el funcionamiento de la economía.