Nuevas tecnologías para mejorar la productividad del transporte

Las nuevas tecnologías tienen un gran potencial para mejorar la productividad de las empresas del transporte, pero todavía hay muchas que no están aprovechando todas sus posibilidades. 

Para la gestión diaria de la Supply Chain existen multitud de tecnologías que ayudan a mejorar la productividad y el servicio que ofrecen las empresas de transporte. Los lectores de código de barras o la geolocalización son algunas de las tecnologías más habituales que permiten que los servicios de transporte se adapten mejor a las necesidades del cliente y ofreciéndoles una mayor información a tiempo real, dentro del nuevo paradigma del Internet de las cosas (IoT).

Principales beneficios de las nuevas tecnologías:

-       Mejora de la trazabilidad de los productos, sabiendo en todo momento dónde y cómo se encuentra un pedido.

-       Mayor control de las tareas que se realizan a lo largo de toda la Supply Chain, permitiendo saber en todo momento las necesidades para continuar con las tareas marcadas.

-       Permiten reducir los costes, los tiempos innecesarios y los niveles de stock en el almacén.

-       Disminuyen los errores de gestión, tanto en la forma como en el tiempo, de manera que aumenta el numero de pedidos entregados correctamente.

-       Permiten la implementación del comercio online.

Cómo implementar las nuevas tecnologías en las empresas de transporte:

Para aplicar las nuevas tecnologías en las empresas de transporte es necesario realizar un plan de implementación de manera que todos los empleados se sientan cómodos e implicados en  proceso de transformación de la empresa. Los principales puntos a tener en cuenta son:

-       Identificar la tecnología más adecuada para la empresa, de manera que sea capaz de cubrir todas sus necesidades. Será necesario contactar con los diferentes proveedores disponibles para poder escoger el que ofrezca más garantías y un mayor valor añadido a la empresa.

-       Realizar el plan de implementación, detallando los puntos de la Supply Chain dónde se instalarán las nuevas tecnologías y definiendo los objetivos que se pretenden alcanzar. De esta manera se podrá realizar un control de la implementación de las diferentes tecnologías.

-       Formar a los trabajadores para que sean capaces de trabajar con las tecnologías implementadas. Es muy importante realizar una formación continuada que garantice que todos los trabajadores aprovechan todas las capacidades que ofrecen las nuevas tecnologías en la mejora de la productividad.