Los buques neopanamax son los primeros en utilizar el Canal de Panamá ampliado

El buque neopanamax de gas licuado de petróleo (GLP) ha sido el primero en tansitar por el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá inaugurado oficialmente el 26 de junio.

El buque con 230 metros de eslora y 37 metros de manga, ha entrado en la esclusa de Agua Clara, en el sector Atlántico, para salir por la esclusa de Cocolí, en el Pacífico, unas siete horas después.

Según la Autoridad del Canal de Panamá, la mayoría de las reservas para los próximos meses se corresponden a buques portacontenedores, con al menos 17 embarcaciones de GLP, segmento que representa aproximadamente el 50% de los ingresos totales de la vía interoceánica.

La ampliación del Canal de Panamá supondrá un aumento del transporte de contenedores, triplicando la cantidad que pasaban hasta ahora, alcanzando la cifra de 13.000 contenedores y duplicando la carga anual de 300 a 600 millones de toneladas.

El Grupo Unidos por el Canal, encabezado por la empresa española Sacyr, ha sido el responsable de la construcción de las nuevas esclusas del canal, por un contrato de 3.118 millones de dólares, aunque el consorcio empresarial ha solicitado más de 3.400 millones adicionales.