Lean Six Sigma, más allá de la manufactura

Lean Company apuesta por la implementación de las herramientas y métodos Lean Six Sigma, tanto en los procesos administrativos como operativos de las empresas, que permitan incrementar su competitividad en su sector. Este tipo de mejoras deben aplicarse de manera integral en todos los procesos, mediante la sincronización de las operaciones con un sistema simple y eficaz.

La implementación del método Lean Six Sigma ofrece una gran oportunidad a las compañías, agilizando los procesos clave y mejorando la calidad, tanto en la toma de decisiones como en la contratación de personal competitivo, en las compras basadas en las necesidades del cliente o en la gestión de almacenes con una alta precisión y una optimización de los costes.

Todos los cambios que supone la aplicación de la filosofía Lean Six Sigma se realizan mediante el desarrollo sostenible, también llamado “Lean Green”, permitiendo la racionalización energética y una menor contaminación.

En el futuro, la transformación de las empresas basada en los métodos Lean Six Sigma supondrá ambientes de trabajo más agradables, facilitando que los trabajadores adopten un mayor compromiso con la misma y un alto sentido de responsabilidad. El resultado de todos estos cambios supondrá una mejora sustantiva en la eficiencia de las empresas e instituciones que los adopten, formadas por personas mas satisfechas y negocios con una alta rentabilidad.