La toma de decisiones en la gestión de compras

En la gestión de compras hay que tener presentes muchas variables para garantizar que se realiza la transacción de manera fiable y se cumplen todas las necesidades de la empresa.

5 fases que componen el proceso de decisión de compra:

Fase 1: La decisión de compra empieza en el momento que el gestor de compras reconoce que existe una necesidad de adquirir un producto o servicio para mantener la actividad empresarial.

Fase 2: Una vez detectada la necesidad es necesario recopilar información sobre todos los posibles proveedores, averiguando sus ofertas, precios y características del contrato de aprovisionamiento, etc.

Fase 3: Después habrá que establecer unos criterios de selección para determinar qué proveedores serán los más indicados para abastecer a la empresa. Se configurarán las diferentes alternativas, acotando un número reducido de proveedores.

Las principales variables que se deben tener en cuenta en el proceso de decisión de compra son:

- El proveedor
- La cantidad que se va a comprar
- El precio de la compra
- Forma de pago
- El transporte
- Fecha y lugar de la entrega
- Singularidades del producto, envase, embalaje, etc.

Fase 4: La realización de la compra es la fase más decisiva, debido a que es cuando se materializa la compra, de manera que el gestor de compras vigilará el cumplimiento de todos los parámetros referentes a la transacción.

Fase 5: La última fase se corresponde con el seguimiento de la compra realizada, detectando cualquier fallo a lo largo del proceso de producción, para poder reclamar cualquier fallo de calidad y tenerlo en cuenta para futuros aprovisionamientos.

La importancia de la calidad en la gestión de compras

La calidad debe ser la base en la gestión de compras, para ello cada vez gana importancia la aplicación de las normas ISO en la mayoría de los fabricantes, distribuidores y proveedores que recurren a su certificación. 

Por tanto la empresa proveedora debe garantizar que sus productos cumplen con las especificaciones pactadas. Además, para conseguir que la compra se ejecute de manera fiable es necesario un confeccionar un proceso de comprar determinado, concretando todas las tareas y obligaciones del departamento encargado de la gestión de compras y de ejecutar las imposiciones estipuladas en la norma ISO 9001.