Generar una ventaja competitiva mediante estrategias de aprovisionamiento

Las estrategias de aprovisionamiento son fundamentales para la Supply Chain debido a que administran y controlan los suministros para hacer frente a las exigencias que presentan las diferentes fases de producción. Algunos de los factores más importantes en las estrategias de aprovisionamiento son la cantidad de abastecimiento, la predicción de la demanda, el control de inventario de materias primas, la elección de proveedores, las fechas de salida y entrega, la calidad del proceso y el momento adecuado para abastecer la cadena de suministro.

 El aprovisionamiento incide directamente en la calidad del producto y el servicio al cliente, además de su impacto en los costes. Encontramos tres actividades fundamentales que definen el aprovisionamiento:

  • La adecuada elección de los proveedores que cumplan con las necesidades de la cadena de suministro.
  • La disponibilidad de los almacenes de materias primas, de manera que posibiliten su organización y gestión.
  • Desarrollar un sistema de gestión de inventarios capaz de controlar el aprovisionamiento de materias y precisar la regularidad de los pedidos.

El desarrollo de las estrategias de aprovisionamiento y logística permite hacer frente a los competidores, el crecimiento de la empresa y la potenciación de su presencia en el mercado.

La importancia de la negociación con proveedores

La selección de los proveedores es un punto clave para mejorar la rentabilidad de la empresa, permitiendo una mejor negociación de precios, condiciones de pago, calidad de las materias primas y cumplimiento de los plazo de entrega.

Para realizar una negociación eficaz con un proveedor hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La información. Antes de negociar con los proveedores hay que conocer todos los proveedores posibles para el suministro de la materia prima que nos interesa. Así podremos tener una visión global de los precios que nos pueden ofrecer, la variedad de género y los servicios extras.
  • Organización y estructuración de la negociación.  Los distintos proveedores deben saber los objetivos que tiene la empresa, hasta dónde está dispuesta a negociar y el nivel de compromiso que puede alcanzar con el proveedor.
  • Generar información para el proveedor.  Hay que informar al proveedor sobre la rentabilidad de la empresa y su capacidad para asumir los pagos. De esta manera el proveedor tendrá una mayor seguridad en la negociación y podrá ofrecer ciertas exclusividades a la empresa.
  • No precipitarse en la decisión. Para evitar errores, antes de tomar una decisión hay que estudiar las condiciones de la comprar y sopesar las ventajas y los inconvenientes de la negociación.