El desafío de la transformación digital y el papel crítico del E-Commerce en el retail

Debido al mundo globalizado en el que vivimos y al hecho de poder acceder a todo mediante un simple clic, la transformación digital ha cobrado un papel vital en lo que se refiere a decisiones estratégicas de las compañías. Por un lado, refuerza la eficiencia y la competitividad de las empresas y, por otro, ayuda a estrechar las relaciones de los retailers con sus consumidores y proveedores y con la sociedad en general.

Bajo este contexto, aparece el concepto de E-Commerce, basado en la compra y venta de productos y servicios vía online. Cada vez más, esta forma de negocio está cogiendo más protagonismo, llegando a ser crítica en la propuesta de valor de numerosos retailers.

Worten, por ejemplo, destaca el crecimiento exponencial que ha experimentado su canal online, superando el 10% del total de las ventas de la compañía en España. La idea es ofrecer al cliente una experiencia igual de satisfactoria como la presencial, pero con la comodidad de poderlo llevar a cabo desde cualquier sitio que él desee.

Para Javier Paniagua, jefe de la Oficina de Transformación Digital de Calidad Pascual, es fundamental contemplar la transformación digital como una fuerte palanca para lograr los retos estratégicos del futuro. Aunque la compra online de productos de alimentación aún es muy pequeña comparada con la de otros sectores, Calidad Pascual ha desarrollado un canal directo de venta al consumidor final ya que prevé un gran crecimiento exponencial en este sentido.

Sin embargo, el E-Commerce también se enfrenta a varios desafíos. Entre ellos, destacan 2 principalmente:

  1. Ofrecer una experiencia de compra satisfactoria al cliente, incluyendo su mayor facilidad y rapidez.
  2. Mejorar los procesos logísticos.

En relación a este segundo desafío, SEUR destaca la logística, así como la gestión eficiente como factores críticos para poder alcanzar el éxito en cualquier negocio online.