El 91% del retail europeo utilizará tecnologías Big Data

Forrester Consulting ha realizado un informe para Xerox donde destaca que en los próximos años un 91% de las empresas europeas de retail utilizará el Big Data para mejorar su relación con los clientes, tanto a nivel de consumo como en la propia área de retail. Dicho informe recoge las nuevas oportunidades de negocio que se derivan de la integración de estrategias basadas en el Big Data, información obtenida de 70 entrevistas realizadas a 70 compañías europeas del sector retail y de 330 consultas online realizadas a alto ejecutivos.

Casi dos tercios de las empresas consultadas tienen como objetivo mejorar la relación con el cliente, con ofertas más personalizadas y contextualizadas. El 43% de las empresas de consumo y retail tienen planeado integrar las herramientas que ofrece el Big Data y el Business Intelligence para poder centrar su oferta a las necesidades del cliente a tiempo real y mejorar la experiencia de compra online.

Principales factores para integrar el Big Data

Proporcionar al cliente una visión única de la oferta y mejorar su experiencia en los servicios de atención al cliente. De hecho el 53% de los encuestados tiene previsto incorporar en los centros de atención al cliente más información, de manera que mejore la calidad y la personalización de las respuestas ofrecidas.

Adaptar los productos y las ofertas a los diferentes canales de distribución, manteniendo las mismas condiciones generales, independientemente de si se realiza la compra mediante tienda física, online o a través de las redes sociales. El 51% de los encuestados tiene previsto utilizar el Big Data para facilitar la integración de los diferentes canales de compra.

Según Craig Saunders, director del Centro de Recursos de Analítica de la división de Servicios de Consultoría y Analítica Xerox, las compañías de retail y consumo deben incorporar el Big Data en la gestión de los datos de los consumidores, siendo ésta una oportunidad para mejorar la eficiencia de su negocio y la adaptación hacia un modelo de negocio centrado en las necesidades del cliente.