Daimler sigue testando en entornos urbanos los beneficios del Canter eléctrico

Daimler sigue testeando con operadores y administradores, después de la inversión de más de 40 millones de euros en la versión “full electric” del Mitsubishi Fuso Canter, con el objetivo de conocer los ahorros que puede lograr en la distribución urbana de mercancías.

Daimler ya había testeado el nuevo modelo en el pasado año 2015, en un proyecto piloto a través del cual algunos transportistas portugueses utilizaron, durante varios meses, ocho Canter E-cell.

La versión eléctrica del vehículo llega a Alemania de la mano de la administración municipal de la ciudad de Stuttgart y del operador Hermes Logistics. Durante doce meses, dos vehículos con basculantes hidráulicos se utilizarán en la construcción de carreteras en la ciudad alemana. Dos vehículos más se utilizarán en actuaciones municipales y un último repartirá paquetería urbana.

Durante las primeras pruebas realizadas en Portugal, se vio como el modelo eléctrico ahorraba el 64% en los costes operaciones. Este resultado sale de sustituir 14,08 l de gasóleo que un Canter básico consume cada 100 km en ciudad, por los 47,6 kWh de electricidad que el E-Cell consume en la misma distancia.

Según el fabricante alemán, esta reducción supone un ahorro económico de aproximadamente 1.000 euros por cada 10.000 kilómetros recorridos con respecto a los camiones impulsados por diésel.