Click&Truck, primera plataforma colaborativa para fabricantes y transportistas

La startup Click&Truck ha desarrollado la primera plataforma colaborativa para facilitar las relaciones entre las Pymes industriales y de transporte, potenciando al máximo sus capacidades.

Actualmente, muchas Pymes industriales tiene dificultades para encontrar socios de transportes para sus pequeñas cargas, llegando a tener más de un 20% de su capacidad disponible en desuso. El objetivo de Click&Truck es mejorar esta situación y afianzar su plataforma en el mercado francés antes de realizar su expansión en otros mercados europeos.

La plataforma funciona como otras redes de economía colaborativa:

  1. Los fabricantes introducen en el sistema sus necesidades, direcciones de recogida y entrega, franja horario y número y tipos de palés.
  2. Las compañías de transporte añaden sus rutas programadas, fechas, capacidad de carga y servicios adicionales disponibles. 
  3. La plataforma calcula automáticamente la tarifa en base a la distancia, desvíos de ruta y los servicios adicionales solicitados.

Click&Truck dispone de un sistema de evaluación de los transportistas, recogiendo las referencias cruzadas de evaluación y desempeño de cada transportista. Los pagos online se realizan tras una verificación previa, con un registro de todas las transacciones que facilita el intercambio de información en caso de litigio.

La plataforma desarrollada consigue dar respuesta a las necesidades de las Pymes industriales y de transporte, incidiendo en varios puntos clave:

  1. Mejora de las tasas de carga: aumentando la productividad, disminuyendo el número de recorridos en vacío y garantizando los pagos mediante el uso de justificantes de entrega y al registro de todas las transacciones.
  2. Puesta en común de flujo: con tan solo un click los fabricantes pueden realizar un seguimiento en tiempo real de las entregas, con una trazabilidad de alto rendimiento y con una pago online seguro.
  3. Racionalización de recursos: la optimización del uso de la carga de los vehículos permite reducir el gasto de combustible y los niveles de contaminación.