Cadena de Suministro: ¿Cómo afrontar el Demand Planning?

El demand planning es un área que necesita profesionales cualificados y bien preparados, de manera que sean capaces de llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Estudio de las previsiones de los clientes y de los datos históricos de ventas.

  • Uso de herramientas analíticas, simuladores y escenarios “what if”.

  • Gestión de las previsiones y elaboración de pronósticos de demanda.

  • Monitorización de KPIs y confirmación con los clientes.

  • Sincronización de la planificación de la demanda con los pronósticos obtenidos.

Para un buen desarrollo del demand planning es necesario focalizarse en la interpretación de resultados y no tan solo en la realización de pronósticos. Es necesario contar con las personas adecuadas mediante una planificación de la demanda de talento, que sea capaz de dar respuesta a las necesidades cambiantes de la cadena de suministro de hoy en día y del futuro.

Es necesario alinear la táctica y la estrategia y adquirir un alto nivel de colaboración entre clientes y proveedores. Además, las tareas a desarrollar combinan habilidades técnicas, como el uso de métodos de análisis avanzados, capacidad de negociación, habilidades de comunicación y visión de negocio.

El demand planning es una de las actividades más importantes en cualquier organización y que afecta a toda la cadena de suministro, desde ventas a producción y de distribución hasta marketing. Es necesario equilibrar los niveles de inventario con los costes y lograr un flujo de caja positivo y, sobretodo, optimizar los niveles del servicio al cliente. Cada vez más, será necesario implementar nuevas tecnologías capaces de gestionar varias fuentes y usar información en tiempo real. También se deberá de potenciar la colaboración entre los diferentes componentes de la supply chain y centrarse en actividades de alto valor añadido.