Buenas Prácticas en la Importación de Mercancías

Hoy en día, la gestión de las mercancías de importación no es una tarea sencilla. La importación de un solo envío implica el cumplimiento de numerosos requisitos. Estos requisitos pueden tener un impacto significativo sobre la cadena de suministro de una empresa. 

Las empresas que importan mercancías, deben entender a la perfección el funcionamiento de una cadena de suministro, con el fin de asegurarse de que ofrecen a sus clientes la mejor solución con el menor coste posible.

Este aspecto se debe tener en cuenta ya que es necesario saberlo para optimizar el ciclo de las importaciones y acelerar el tiempo respetando al máximo los requisitos reglamentarios. 

Para la gestión eficaz de las importaciones, es necesario comprender tres aspectos importantes que caracterizan este proceso y se deben tener en cuenta:

1. La gestión de la información. Para conseguir una buena gestión de las importaciones, es necesario que se gestione de manera eficaz toda aquella información que se recibe.

2. La comprensión del coste. Es importante tener en cuenta aquello que va a implicar un coste. Por ello, se debe saber cuándo y cómo hay que pagar a los proveedores, a las autoridades aduaneras y fiscales, a los 3PL y a los empacadores entre otros.  

3. Desplazamiento de las mercancías. Saber con precisión cómo y dónde se encuentran las mercancías en cada momento. Por ejemplo, cómo van a ser manejadas, dónde serán almacenadas y los costes asociados a estos movimientos. Hay que tener en cuenta que todo movimiento de la carga implica costes añadidos y puede aumentar la posibilidad de daño de la misma.

¿Qué puede ayudar en la gestión de importación de mercancías?

1. El flujo de información es la clave. La comunidad empresarial debe tener un mecanismo que asegure administrar de manera eficaz el flujo de información. Para ello es necesario un sistema automatizado que administre el flujo de información y la cadena de suministro con seguridad. Los beneficios serán mayores en la gestión de importación de mercancías.

2. Contar con buenos proveedores. Los proveedores deben resolver con antelación aquellos posibles problemas que puedan darse durante el proceso, es decir, anticiparse a los contratiempos que puedan ocurrir.

3. Contar con gerentes de logística formados en habilidades comerciales internacionales, para controlar el coste y el tiempo de las mercancías durante su trayecto.

La importación de mercancías, puede llegar a ser un proceso complicado y complejo, pero puede ser fácilmente dominado siguiendo las mejores prácticas.