Amazon Robotics llega a España

Nos gusta Amazon por su gran cantidad de productos y su rápida gestión de reparto. Amazon ha construido un imperio, cuyo modelo de negocio se basa en enviarnos nuestros paquetes lo antes posible. La demanda de los consumidores se eleva y, para dar abasto, Amazon deberá de apostar por modelos digitales para llegar a los niveles de eficiencia necesarios.

Hace un tiempo hablábamos de cómo la compañía había invertido en drones y aviones para acelerar el proceso de sus envíos. En esta ocasión, la visionara compañía americana apuesta por su línea de robots: Amazon Robotics. Una rama de Amazon dedicada al desarrollo de robots para sus centros logísticos alrededor del mundo.

En el almacén se puede perder mucho tiempo. Amazon cree que la solución no es construir almacenes más grandes ni contratar a más gente, sino crear robots que hagan ese trabajo de manera más eficiente y rápida[v1] . Al respecto, España será el tercer centro, después de Reino Unido y Polonia, en emplearlos.

Se trata de máquinas -no más grande a una aspiradora casera- que pueden mover 1.300 kilos, a una velocidad de 1,7 metros por segundo. Los robots diseñan sus rutas en función de la urgencia del pedido, la disponibilidad del producto y su ubicación en el centro. Gracias a los robots, los empleados recorren aproximadamente 7 kilómetros menos, cada día; pero, sobre todo, el espacio útil de almacenamiento se expande en un 50%. Esto permite reducir el tiempo de traslado, más eficientemente, dentro de la cadena logística. Más productos disponibles y un menor tiempo de envío es igual a más clientes y, por lo tanto, a más ingresos.

Desde Amazon aseguran que el uso de robots no supondrá una pérdida de empleos, más bien todo lo contrario. El desarrollo de la inteligencia artificial y la progresiva entrada de los robots en la industria despierta el temor, entre muchos trabajadores, de verse sustituidos.

¿Cómo puede un robot generar empleo, y no al revés? 

Cuando hablamos de robots, es lógico imaginarse que surgen como respuesta a la necesidad de reducir costos en la contratación de empleados. Amazon, sorprendentemente, asume lo contrario.

“La incorporación de robots en los centros logísticos requerirá nuevos perfiles profesionales, más técnicos y cualificados.”

La multinacional tiene previsto crear 15.000 nuevos puestos de trabajo en la UE en 2017. Se calcula que el desembarco de su división robótica en Europa supondrá la contratación de 600 ingenieros, en 2017.