3 tecnologías responsables para la reorganización de la fabricación

La industria 4.0 es la cuarta revolución más importante en la fabricación de las últimas cuatro décadas.

Podemos decir, que hay tres (3) sucesos que han asentado las bases de la Transformación Digital que vivimos actualmente. Estos tres (3) sucesos son:

  • La revolución de la eficiencia en la fabricación (1970).

  • La tendencia de externalización (1990).

  • La automatización (2000).

A todo esto, tenemos que sumarle los grandes avances de las tecnologías digitales que se están llevando a cabo en los últimos años y que además también influyen en las formas de llevar a cabo la fabricación de los productos y están dando forma a una nueva revolución industrial. Algunos ejemplos son: el Big data, el análisis de negocios, la realidad aumentada y la impresión 3D.

A continuación se presentan tres (3) tipos de tecnología digital que están haciendo más sensible la fabricación.

  1. Participación del cliente móvil:

Las empresas hoy en día valoran mucho la participación de sus clientes en el negocio, ya que está comprobado que trae mayor beneficio a la empresa. Por ello, los grandes empresarios han decidido ligar este aspecto con la tecnología y utilizar aplicaciones móviles para la gestión de relaciones con los clientes (CRM). Con estas aplicaciones móviles pueden gestionar mejor los pedidos distribuidos, la fijación de precios y el cumplimiento de los representantes de ventas con los clientes a la hora de informar sobe el tiempo de fabricación de los productos.

Gracias a estos avances, el nivel de ventas puede aumentar al cumplir de manera más eficiente las expectativas de los clientes habituales de la empresa. Además, se puede llegar a ganar a posibles futuros clientes que busquen este nivel de eficiencia.

No podemos olvidarnos de que la tecnología móvil no solo aporta todo esto que destacábamos más arriba, sino que ofrece otros tipos de aplicaciones de respuesta tecnológica de fabricación que generan hasta en el mismo día la información sobre los precios y la precisión de cumplimiento de pedidos.

  1. El Big data y el análisis predictivo:

Otra de las tecnologías que responde a las necesidades de los fabricantes, es la gestión de grandes volúmenes de datos y su aplicación para el análisis predictivo. Los grandes volúmenes de datos permiten a los fabricantes prever la demanda de sus productos y mejorar la determinación para asignar sus recursos.

  1. Sistemas de fabricación reconfigurables:

Los Sistemas de Administración de Registros (RMS) están diseñados para adaptarse a los rápidos cambios de las condiciones de producción y de mercado. Por ejemplo, puede ocurrir que los fabricantes necesiten satisfacer rápidamente la demanda de un mercado emergente o que tengan que ajustar su cantidad de producción a una demanda de un colectivo en concreto. Con la ayuda de los sistemas RMS, y gracias a su diseño modular, pueden llevar a cabo estas tareas más específicas.

Este enfoque aumenta la eficiencia, reduce los costes de operación y aumenta la rentabilidad.